Formación Continua Investigación e innovación Vinculación
Blog Educación

La Inteligencia Artificial y su impacto en la educación superior: oportunidades y desafíos

Por Javier Espinoza San Juan, académico Facultad de Educación UCSC
Imagen de portada

La inteligencia artificial (IA), con los diversos modelos y sus aplicaciones, sin duda impactará el quehacer propio de la educación, ofreciendo una gran cantidad de oportunidades y desafíos que no pueden ser ignorados. El uso cada vez más extendido de la IA, específicamente el modelo impulsado por diálogo conocido como ChatGPT, ha transformado fundamentalmente el panorama de la educación superior en todo el mundo.

Las posibilidades presentadas por la IA son extensas. Una de las más destacadas es su capacidad para manejar grandes cantidades de información y proporcionar respuestas rápidas y coherentes en cuestión de minutos. Esta característica es nada menos que invaluable tanto para estudiantes como para académicos, ya que pueden usar ChatGPT para generar contenido, adaptaciones curriculares, actividades prácticas, fortalecer el pensamiento crítico, entre otros.

Además, la eficiencia y calidad de la educación superior pueden mejorarse significativamente con el uso de la IA. Al proporcionar a los estudiantes un marco estructurado para su trabajo, los académicos pueden mejorar significativamente su experiencia de aprendizaje. ChatGPT también puede ser aprovechado para producir y simplificar materiales complejos para una enseñanza, producir sugerencias en los syllabus, lo que simplifica el proceso y mejora el uso del tiempo.

Sin embargo, las oportunidades presentadas por la IA no están exentas de desafíos y riesgos inherentes. Por ejemplo, ChatGPT a veces puede carecer de la capacidad para contextualizar información o proporcionar soluciones creativas e innovadoras. Es crucial que los usuarios entiendan las limitaciones del sistema y validen la precisión científica de la información proporcionada, en este sentido, debemos capacitarnos en el uso de prompt sofisticados y contrastar los resultados con fuentes validas de información.

La integridad académica es otra preocupación crítica cuando se trata del uso de la IA. La generación automática de contenido puede llevar al uso inapropiado del material por parte de las personas para el plagio o la copia. Por lo tanto, es imperativo que se establezcan pautas claras para el uso y proporcionen información sobre los riesgos asociados con la deshonestidad académica.

Otro desafío significativo a considerar es el impacto potencial de la IA en el mercado laboral. La automatización de tareas y el uso de sistemas impulsados por IA pueden resultar en la pérdida de empleos, especialmente en áreas como la redacción y la traducción. Abordar este problema de manera responsable y encontrar formas de garantizar el uso ético y sostenible de la IA es vital.

Las IAs, particularmente ChatGPT y otras, representan una emocionante oportunidad para la educación superior. Ofrece una amplia gama de beneficios, desde mejorar la eficiencia en la docencia hasta simplificar procesos propios de gestión. Sin embargo, existen desafíos y riesgos asociados con su uso que deben abordarse de manera reflexiva y consciente. Al hacerlo, podemos aprovechar el potencial de la IA para mejorar la educación de nuestros futuros profesionales. Es hora de ocuparnos en ello.