Formación Continua Investigación e innovación Vinculación
Covid-19 Investigación Medicina Noticias

Confinamiento podría acarrear repercusiones en el sistema inmunológico

Por Camila Meza Sparza

El cumplimiento de las recomendaciones de alimentación y actividad física ciertamente contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico. Eso es lo que postula la investigación titulada «Nutrientes, alimentación y actividad física como potenciadores del sistema inmune en tiempos de Covid-19” y que fue realizada el bioquímico, Marcelo Villagrán y el biólogo, Fredy Díaz, ambos académicos de la Facultad de Medicina de la UCSC, quienes concluyeron que las medidas de confinamiento por la pandemia han generado un menor cumplimiento de las recomendaciones nutricionales y de actividad física, desencadenando en un debilitamiento del sistema inmune.

“Lo anterior es preocupante no sólo por su impacto en el riesgo de enfermedades crónicas, sino también por la estrecha relación entre la alimentación y actividad física con la modulación funcional del sistema inmune, la cual cobra especial relevancia para la prevención y resolución de una infección por Covid-19”, explicó el Dr. Villagrán.

De acuerdo a la evidencia compilada por los docentes, se han reportado interacciones directas de varios micronutrientes con un aumento de la funcionalidad del sistema inmune. Por ejemplo, está bien documentado el rol de las vitaminas E y C para limitar daño oxidante que ocurre durante la respuesta inmune, así como los ácidos grasos omega 3 en la modulación los efectos proinflamatorios desencadenados durante la respuesta inmune.

“Lo último es muy relevante en el contexto de una infección por Covid-19, donde se ha visto que uno de los principales mecanismos patogénicos es el aumento exagerado de mediadores inflamatorios (lo que se ha llamado la: “tormenta de citoquinas”). No obstante, aún no existen estudios que hayan estudiado el efecto de algún nutriente en particular o patrón alimentario en la infección por Covid-19”, explicó Díaz.

Vigilancia y respuesta inmunológica del organismo

Lo anterior significa que una alimentación balanceada con un adecuado consumo macronutrientes, aporte de vitaminas y minerales ayudan a mantener la vigilancia y respuesta inmunológica del organismo. Lo anterior no significa que un consumo excesivo de alimentos, con sobreabundancia de micronutrientes pueda tener efectos beneficiosos. Por el contrario, una ingesta energética elevada y sostenida en el tiempo promueve un estado pro-inflamatatorio sistémico, el cual podría complicar aún más un cuadro infeccioso por Covid-19.

Para Villagrán, “lo primero es tomar conciencia de la importancia de los estilos de vida, más allá de una dieta de moda o el afán transitorio por una rutina de ejercicios; sino como hábitos permanentes que favorecen la prevención de enfermedades. Con las limitaciones de la pandemia, muchas personas han buscado ideas novedosas para poder desarrollar estilos de vida saludables que se adapten a sus limitaciones actuales”.

Indagación

La investigación que realizaron los docentes fue de tipo secundaria, consistió en una revisión de los estudios que se han publicado sobre el tema. Este tipo de artículos de revisión son, al igual que los artículos de investigación primaria, sometidos a revisión por referees que son especialistas en el área y fue publicado en la revista ARS Médica de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

“Con el desarrollo de este trabajo pretendemos promover recomendaciones de salud basadas en la evidencia científica, que ayuden a todas las personas mantener un estilo de vida saludable, factor que puede ayudar al sistema inmune a enfrentar de manera más efectiva una eventual infección por Covid-19”, finalizó Díaz.