Formación Continua Investigación e innovación Vinculación
Innovación Investigación Noticias

“Posicionar el enfoque de género en el fomento del liderazgo es vital para empoderar a las mujeres”

Por Soledad Lavín Novoa

Construir relaciones igualitarias y con oportunidades equitativas constituye una de las importantes posibilidades a las que se abre una institución que posiciona el enfoque de género en el fomento del liderazgo y empoderamiento de las mujeres. Así lo sostuvo la académica e investigadora de la Universidad de Chile, Verónica Aranda, quien estuvo a cargo de la capacitación “Construyendo liderazgo y comunicación, libre de estereotipos de género”, llevada a cabo por la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad.

La iniciativa se realizó en el marco del proyecto institucional 68-InEs que lidera esta unidad y en ella, la docente comentó que “estamos en una sociedad en la que, naturalmente, las mujeres no son líderes. En ese sentido, necesitamos y requerimos para el empoderamiento, para la sensibilización generar (estas) instancias de diálogo, de información, de aprendizaje, así como desarrollar las habilidades que cada una de las mujeres tiene para posicionarse en una cultura aún patriarcal y machista”.

Entrega de información y sensibilización es el camino que, a juicio de la también consultora de la Naciones Unidas, se debe seguir para iniciar un cambio, pues permite contar con elementos conceptuales para entender y tomar conciencia de la situación de subordinación en que se encuentran las mujeres.

“Entiendes como funciona este sistema que es histórico y cultural, por lo tanto, muchas cosas que nos parecen normales, que están naturalizadas, no lo son. Eso significa que nos ponemos, desde una perspectiva de género, al reconocimiento de cómo esto ha sido una construcción cultural y, por ende, si lo hemos construido, tenemos la posibilidad de deconstruirlo”.

Verónica Aranda agregó que esto abre la posibilidad de generar relaciones igualitarias con oportunidades equitativas, basadas en un principio de igualdad y no discriminación. “A modo de metáfora, estamos hablando de quitarle el velo a la construcción, a la instauración de un modelo patriarcal de sociedad y, por lo tanto, de relaciones que hemos creado. De ahí la importancia de que estas capacitaciones no solo vayan destinadas a las mujeres, debe ser un trabajo también con los hombres”.

Perspectiva de género y universidades

Para la académica es fundamental que cada institución se saque una fotografía interna, es decir, que haga diagnósticos de cómo está la situación al interior de la universidad, por ejemplo, con cuántas académicas y académicos cuenta, qué número de académicas hay en puestos de jerarquía, cómo algunas carreras están feminizadas y otras masculinizadas.

Luego, explicó, se debe comprender la importancia que tiene la transversalización de la perspectiva de género. “Cuando decimos que vamos a trabajar desde esta perspectiva significa que la universidad tiene que empezar a mirar cómo construye sus propios procesos y que estos, de manera general y focalizada, deben observar cómo apuntan a la construcción de los programas, bibliografías, contrataciones. Es decir, cómo todo este aparataje funciona sin estereotipos de género, sesgos o prejuicios, con una perspectiva de género que esté velando por una igualdad y, en base a ello, encontrar mecanismos o herramientas (cuotas, paridad, entre otros) para poder corregir aquellas desventajas e ir construyendo un sistema que permita relaciones de equidad”.

Específicamente sobre el área de la investigación, sostuvo que las referencias de los líderes en este ámbito son a través de saberes masculinos y, que, sin embargo, las mujeres también han hecho parte de la historia científica, así como de la producción de conocimiento científico. “Entonces, ahí hay algo interesante y necesario de trabajar. Primero, visibilizando a estas mujeres científicas y potenciando que han estado ambos, no solo uno. Creo que, a nivel del ejemplo, encontrar el dato de las mujeres que están en ciencia, en tecnología, en innovación es fundamental porque eso permite, a lo menos culturalmente y en una primera instancia, generar el ejemplo de que se puede cambiar. Aplicar la perspectiva de género en estos campos que tienden a ser masculinizados es vital”, concluyó.

Galería Fotográfica